Thursday, September 21, 2006

Homenaje a Bolo Yeung. gran actor de artes marciales, el eterno villano. habra descubierto la eterna juventud?

Bolo Yeung, la Bestia del Este, ¡buf!, veremos que puedo contarte sobre este colosal actor marcial que, desde hace tiempo, ostenta el dudoso título de villano de rigor de las producciones de AA.MM., tanto estadounidenses como hongkonesas. Bolo Yeung, cuyo verdadero nombre es Sze Yang (patronímico del río que surca la República Popular China) nació en Cantón el 3 de Julio de 1938, en el seno de una familia de modestos comerciantes. Como muchos otros niños chinos, aprendió Kung Fu/Wu Shu bajo la supervisión de varios maestros. A los 16 años comienza su andadura en el mundo de la musculación, con el levantamiento de pesas. Su devoción por el powerlifting le convirtió en campeón de China de halterofilia en 1958. Pero a Bolo no le gustaba el modo de vida de los deportistas profesionales en China, siempre sometidos a abusos por parte de las instituciones comunistas. Así que, en un intento de mejorar sus condiciones económicas lejos de el Telón de Bambú, se desplaza nadando en 1960 a la colonia británica por excelencia, Hong Kong, tierra promisoria para los chinos. En Hong Kong sus oportunidades de mejorar no solo a nivel económico, sino también a nivel físico se cuadriplican. Comienza dando clases de bodybuilding (Culturismo) en varios gimnasios, lo cual le permite seguir mejorando su musculosa figura y, de paso, obtener dinero extra que le permita aprender estilos de Kung Fu tradicional (sobre todo, Hung Gar Kuen y Taichi Chuan) con los mejores Sifus. El afamado productor Run Run Shaw de Shaw Brothers, de visita en un gimnasio a donde iban a entrenar algunas de las estrellas de su plantilla fija de actores (Chen Sing, Ti Lung, Chan Chuen, Lo Lieh, Chen Feng etc.), se fija en su imponente físico, dándole una oportunidad para interpretar un papel secundario en The Heroic Ones (1970), de Chang Cheh. Esta película supondría el pistoletazo de salida para la carrera cinematográfica de Bolo. De la noche a la mañana, empezaría a compartir el objetivo de las cámaras con actores de la talla de David Chiang, Lily Ho, Wong Chun, Chen Kuan Tai, Ti Lung... No abandona, empero, su carrera como bodybuilder, llegando a proclamarse Mr. HOng Kong en 1971. Tras su intervención en varios títulos de Wu xia pian, le asignan un efímero papel como luchador callejero que pone a prueba su pericia marcial en apuestas en la exitosa King Boxer (1972). En aquella época gloriosa del cine de Kung Fu clásico, un joven de nombre extranjero, Bruce Lee, estaba reventando las taquillas de Hong Kong con sus películas. Bolo conoció a Lee en los platós de un canal de televisión. Ambos habían sido citados para rodar un anuncio de cigarrillos Winston. Lee dejaba fuera de combate de una patada al musculoso actor. El eslógan del sketch decía: Si es un luchador tiene que ser Bruce Lee, si es un cigarrillo tiene que ser Winston. Desde aquel trabajo, ambos artistas marciales se reunía de vez en cuando para departir sobre el entrenamiento de las diferentes Artes Disciplinarias. Meses más tarde, sus caminos volverían a cruzarse en Operación Dragón (Enter the Dragón, 1973). Bolo Yeung había pasado el cásting de selección de actores marciales, convocado al efecto por Golden Harvest. Simplemente se limitó a quitarse la camiseta delante de Fred Weintraub y Paul Heller, realizando unas cuantas poses que destacaran sus descomunales pectorales. En los tráileres promocionales fue presentado como el campeón de Kárate Shotokan del Sureste asiático, lo cual es totalmente falso. De hecho, Bolo ha manifestado su desencanto con semejante argucia comercial. Aunque teniendo en cuenta que sus conocimientos de AA.MM. comprenden Choy Li Fut, Hung Gar Kuen, Taichi Chuan, Chang Chuang y Wing Chun, no es descabellado que los productores quisieran hacer notar sus habilidades concediéndole un título deportivo ficticio. Ese mismo año, y gracias a la fama reportada por la obra póstuma de Bruce Lee, Bolo protagonizaría su primer largometraje, Chinese Hercules (1973), una mediocre historia de vengazas con un reparto interesante (Michael Chan Wai Man, Chin Ti, Corey Yuen Kwai, Kong Do y Fong Yau). La película pasó sin pena ni gloria por los cines de la colonia, por que Yeung tendría que volver a sus papeles habituales en títulos como Thunder Kick (1974), Super Kung Fu Kid (1974), Hong Kong Superman (1975), All Men Are Brothers (1975), etc. Con la eclosión de la brucexplotation a mitad de la década de los setenta, la Bestia del Este decidió aprovechar el cuerono de la abundancia. Actores marciales como Huang King Lung (Bruce Le), Ho Chung Tao (Bruce Li), Leung Siu Lung (Bruce Leung), Vschaslav Yaksysnyi (Dragon Lee)... tuvieron en sus cientos de películas como némesis a Bolo Yeung, que, paradójicamente solía estar acompañado de Kong Do, Chen Sing o James Nam. El avispado Rey de la Serie B hongkonesa lo recluta para The Tattoo Connection (1978), una ambiciosa película que pretendía lanzar al estrellato mundial a Jim Kelly y Dorian Tan Tao Liang. El personaje de Yeung muere en un barco, estrangulado por unas cadenas que Kelly gira sobre su cuello. Esta excepción, sin embargo, no cambiaría el destino de Bolo, abocado a encarnar villanos en los cientos títulos de clones de Bruce Lee: Enter The Game Of Death (1978), Bruce Li In New Guinea (1978), Bruce Le's Greatest Revenge (1978), The Dragon, The Hero (1979), Treasure Of Bruce Le (1980), etc. En 1979 debuta en las labores de dirección con Writing Kung Fu, una excelente película de Kung Fu clásico que reúne a jóvenes promesas del panorama cinematográfico hongkonés, entre los que destacan Candice Yu On On y John Cheung Ng Long. Volvería a dirigir, además de escribir y producir, Bolo (1980), un vehículo de lucimiento personal, donde la Bestia del Este se recrearía en las coreografías que Jason Pai Piao diseñaría expresamente para él, en las cuales apalizaría a Chin Yuet Sang, San Kuai, Huang Ha y Peter Chan Lung. La desaparición de la brucexplotatión, fenómeno que acabor por hastiar a las audiencias de Hong Kong, por saturación del mercado con cientos de títulos inclasificlables, obligó a Bolo a reconvertir su rol dentro de las producciones de acción moderna, comedias y dramas. Así, aparece tímidamente en Silent Romance (1984), de Frankie Chan, Working Class (1985), de Tsui Hark, My Lucky Stars (1985), de Samo Hung, Lucky Diamond (1985), de Yuen Cheung Yan, Lucky Stars Go Places (1986), de Eric Tsang. En 1986, Dicksoon Poon, gerifalte de D&D Fims, contrata a Brandon Lee para protagonizar una película dirigidad por Ronny Yu. Para Brandon Lee. La Leyenda Continúa (Legacy of Rage), Brandon necesitaba ganar cierto volumen muscular a fin de parecer más peligroso en la pantalla. El entrenador del primogénito de Bruce Lee no fue otro que Bolo Yeung, que lo esperaba a las 9.00 horas en el gimnasios de los estudios para realizar un rutina especial de pesas. Según confesiones a revistas especializadas, Bolo se cansaba de esperar a Brando, que acostumbraba a aparecer a las 12.00 horas, después de trasnochar hasta altas horas de la madrugada. Solo ante la insistencia de la productora Linda Kuk Mei Lai y el coreógrafo Meng Hoi, Brando se animaba a coger unas mancuernas... En la película, curiosamente, Brandon y Bolo tienen un pequeño combate en un callejón. Su siguiente trabajo en la comedia Killer's Nocturn (1987), producida por Golden Harvest, le permite enterarse que un equipo de rodaje estadounidense de Cannon Fims busca luchadores para un películas basada en la vida de un campeón de Full Contact, Frank Dux. Bolo traba rápidamente amistad en el cásting con el protagonista, un joven de origen belga, llamado Jean Claude Varenberg, que cambiaría su apellido por Van Damme. Mark Disalle y Sheldon Lettich, ateniéndose a sus particulares rasgos desafiantes, le conceden el papel de villano de Contacto Sangriento. En los créditos aparecerá acreditado como Bolo Yeung, guiño al personaje que le hizo famoso en todo el mundo. Más tarde, volverían a trabajar juntos en Doble Impacto (Double Impact, 1991). El resto es historia... las películas de torneos clandestinos le darían la carta blanca para interpretar papeles principales en Bloodfight (1989), Shootfighter: Fight to the Death (1992), Ironheart (1992), Shootfighter II (1995), Fist Of Legends 2 (1996), etc. Su carrera se desarrolla, en la actualidad, a caballo entre los EE.UU. y Hong Kong, aunque últimamente prefiere mantenerse ocupado con la práctica del Taichi Chuan y el Bodybuilding. Un saludo,

4 comments:

Lizzy said...

Interesante post...

ernesto rondon said...

gracias por tu comentario amigo

Oz said...

Muy buen blog,
Si te gusta el cine de Artes Marciales, sus actores como Bruce Lee, Jackie Chan, Jet Li, Bolo Yeung, etc.
Visita my blog, actualizado diariamente.
http://cinemarcial.blogspot.com/

ernesto rondon said...

gracias amigo por tus palabras...te prometo que enseguida lo visitare.